Lo que nos hace únicos

Tomando como antecedente el post DNA Day podemos establecer otra caracteristica que nos hace únicos, como seres vivos incluyendo a todo aquellas especies  que estén o hayan habitado nuestro planeta.

De acuerdo a una publicación de la Gaceta de la UNAM con fecha 16 de febrero de 2009 el Dr. Marco V. José del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM publicó el artículo La Evolución del Código Genético Universal (CGU), lo que al parecer nos hace ser únicos e irrepetibles es la gran posibilidad de combinaciones viables de las bases púricas (A y G) y pirimídicas (T y C) para codificar la producción de los 20 aminoácidos que sustentan la vida más el indicador de término, cuyo número es 2164 , el superíndice 64 corresponden a los codones (o tripletes de nucléotidos) necesarios para producir los 21 aminoácidos. Esta cifra en números más amigables corresponde a 4×1084 (cuatro icosioctilliones) esto es casi tres veces el número de Avogadro (6.023×1023) que por sí sólo ya es bastante y sin embargo un poco menos que un gogol o  triacontatrillion (10100). Pero dejando a un lado estos números tan grandes, regresemos al punto de partida, al leer dicho artículo no pude evitar traer a mi mente cómo Carl Sagan en su libro Los Dragones del Edén explicaba las diversas personalidades que puede adoptar el ser humano:

Considérese a un ser humano cuya capacidad de respuesta ante cualquier pregunta se  limite a un Si o a unNo (algo así como los bits de las computadoras), basándonos en el supuesto de que posee una neurona con una sola sinapsis por ello es de esperar dos posibles estados mentales (21). Si las sinapsis fueran 2, tendríamos 22 = 4 estados; si fueran 3, 23 = 8 estados, y siguiendo esta progresión hasta n sinapsis, tendríamos 2n estados. Pero el  caso es que el cerebro humano contiene alrededor de 1013 sinapsis, por lo que el número de estados mentales o respuestas que puede alcanzar el hombre es de, o sea 2 multiplicado por sí mismo diez billones de veces. Este valor suele ser tan grande que supera por mucho el número de partículas elementales (21000). Debido a esta ingente cantidad de configuraciones cerebrales funcionalmente distintas no puede haber dos hombres iguales, ni siquiera dos gemelos monovitelinos que hayan sido criados juntos.

Un pensamiento en “Lo que nos hace únicos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *