¿Por qué no el Silicio?

La vida, como todos sabemos, esta basada en el elemento número 6 llamado Carbono (C), este elemento está presente en los azúcares, lípidos, proteínas y ácidos nucleícos, sin embargo pese a ser un elemento escaso, comparado con su compañero de familia en la tabla periódica, el Silicio (Si), éste último no forma parte de los sistemas vivientes ¿a qué se debe esto?

Las características que favorecen al carbono y no al silicio son, principalmente, su tamaño atómico, el carbono es más pequeño que el silicio por lo que la distancia entre dos átomos de carbono resulta más fuerte que los respectivos de silicio. Esta fuerza hace que el carbono pueda formar cadenas más largas y estables, mientras que el silicio no.

El carbono puede formar enlaces dobles, viendo como ejemplo al CO2, el C se combina con el O2 por medio de dos dobles enlaces, y la molécula así formada libre e independiente, con todos sus requerimientos de electrones satisfechos, flota en el aire como gas. Además se disuelve fácilmente en el agua por lo que resulta accesible a los sistemas vivientes.

En cambio en el SiO2 (molécula análoga al CO2) el Si se haya unido al O2 por medio de enlaces simples, por lo que quedan grupos de electrones no unidos, dos electrones en el Si y uno en cada oxígeno. Incapaces de formar enlaces múltiples, estos electrones se unen a los electrones de SiO2 vecinas, formando eventualmente granos de arena, rocas, o mediante intervención biológica, las conchas de organismos marinos microscópicos.

 

Referencia:

  • Curtis, H., 1985. Biología 4º ed., México: Editorial Médica Panamericana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *