El Camino de la Libertad

No debemos creer a los muchos que dicen que sólo se ha de educar al pueblo libre, sino más bien a los filósofos que dicen que sólo los cultos son libres.

Epicteto

Frederick Bailey era un esclavo en Maryland, en la década de 1820, y lo que vio y experimentó de pequeño lo marcó para siempre. A los esclavos les habían metido en la cabeza tanto en la plantación como desde el púlpito, el tribunal y la cámara legislativa, la idea de que eran inferiores hereditariamente, que Dios los destinó a la miseria. En esa época había una norma muy reveladora: los esclavos debían seguir siendo analfabetos. En el sur antes de la guerra los blancos que ensaban a leer a los esclavos recibían un castigo severo.

Bailey fue a trabajar para el capitán  Hugo Auld y su esposa Sophia, en este entorno, todos los días veía cartas, libros y gente que sabía leer. Descubrió lo que él llamaba elmisterio de leer: había una relación entre las letras de la página y el movimiento de los labios del que leía. Con la ayuda de Sophia y algunos niños blancos, aprendió a leer lo que le facilitó fugarse a Nueva Inglaterra, donde la esclavitud era ilegal y los negros libres. Cambió su nombre por el de Frederick Douglas (consultor del presidente Lincoln).

Si Frederick Douglas pudo aprender cuando era un niño esclavizado y entrar en el alfabetismo y la grandeza, ¿porqué hoy en una época tan ilustrada, queda alguien que no sabe leer?.

Si uno crece en una casa donde hay libros, donde alguien le lee, donde padres, hermanos, tías, tíos y primos leen por placer, es natural que se aprenda a leer. Si no hay alguien cerca que disfrute leyendo, ¿dónde está la prueba de que vale la pena?.

Los mecanismos de pobreza, la ignorancia, la desesperanza y la baja autoestima se mezclan para crear una especie de de máquina de fracaso perpetuo que va reduciendo los sueños de generación en generación. Frederick Douglas demostró que la alfabetización es el camino que lleva de la esclavitd a la libertad. Hay muchos tipos de esclavitud y muchos tipos de libertad. Pero leer sigue siendo el camino. Recordemos lo que Bailey una vez dijo:

“Ahí (en casa del capitán Auld) entendí…el poder del hombre blanco para esclavizar al negro. A partir de este momento entendí el camino de la esclavitud a la libertad”

Carl Sagan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *