Reflexión

Del empleo del tiempo

…¿A quién me presentarás que conceda algún valor al tiempo? ¿qué aprecie un día? ¿qué comprenda que él se muere cada día? Pues en esto nos engañamos, en que miramos la muerte ante nosotros; ya que gran parte de ella ya pasó; cualquier momento de la vida que quedó atrás lo tiene la muerte. Todo nos es ajeno, mi querido Lucilio; tan sólo el tiempo es nuestro: La naturaleza nos ha puesto en posesión de este único bien, fugaz y resbaladizo y del que nos priva cualquiera que quiere.

 Séneca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *