Sobre Tauromaquia

Todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros.

George Orwell

Cada año, en esta fecha se realiza la tradicional corrida de toros, así como en otros países realizan variantes de la fiesta brava, por ello deseo expresar mi sentir al respecto.

Si la tauromaquia es arte entonces el canibalismo es  gastronomía

No entiendo que tiene de divertido ver como maltratan, humillan y sacrifican a un pobre animal, que es víctima de la sed de sangre de una muchedumbre enardecida, paradójicamente en esos eventos concurren y entremezclan personas que de otra manera resultan ser antagónicos, la ya célebre, prole, los políticos y polítiquillos, los intelectuales, los analfabetos, los delincuentes de cuello blanco, el ratero de barrio, el clero, etc., todos gritando al unísono el famoso Olé y ¿cómo no hacerlo, si todos son iguales? ,  que triste escena, y que pelea tan desigual y peor de injusta, matar por matar, en que momento el ser humano pierde la racionalidad que tanto pregona, en que momento de la vida se vuelve tan insensible a los infortunios ajenos,  no entiendo como se disfruta tras el sufrimiento y agonía de alguien que seguramente con su mirada implora perdón y misericordia,  por algo que no ha hecho.  No entiendo el motivo de llamarle la fiesta brava ni mucho menos arte, no puede haber arte donde hay dolor, sangre, sufrimiento ¿o si?, mucho cuidado con lo que decimos y más con lo que hacemos.

Me enorgullezco de no haber figurado nunca, entre la clientela especial de las corridas de toros (Santiago Ramón y Cajal)

Realmente nunca he asistido a una corrida de toros y estoy cierto que nunca iré, y no habrá  argumentos que me hagan desistir de tal decisión, no me gustaría codearme con ese tipo de personas, sin embargo no me es ajeno todos los preparativos de la supuesta fiesta, y sé, tal como lo establece  Jesús Mosterin, que el único momento donde se demuestra la humanidad, es ese donde se termina con la tortura y por ende con la vida del animal.

La conmiseración con los animales está íntimamente ligada con la bondad de carácter, de tal suerte que se puede afirmar seguro que quien es cruel con los animales, no puede ser buena persona. Una compasión por todos los seres vivos es la prueba más firme y segura de la conducta moral. (Arthur Schopenhauer)

Sé que es imposible convencer sobre la crueldad que representa este tipo de espectáculos tan denigrantes, pero entonces no nos sorprendamos cuando veamos o escuchemos que alguien mata porque disfruta de la crueldad que puede mostrar ante un ser indefenso, llámese ser humano víctima y verdugo.

Uno puede ser partidario de la libertad económica, cultural y personal, y yo lo soy, pero frente a las manifestaciones de la crueldad hay que ser intolerantes y hay que romper con las tradiciones que haga falta hasta acabar con ellas.  (Jesús Mosterín)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *