De Elizabeth Costello

Algunas palabras de Elizabeth Costello

…Permítanme decirlo abiertamente: estamos rodeados de una empresa global de degradación, de crueldad, de matanza, capaz de rivalizar con todo lo que llegó hacerse durante el Tercer Reich, de dejar todo aquello a la altura del barro, con la peculiaridad de que la nuestra es una empresa sin fin, que se autorregenera y que incesantemente trae al mundo nuevos conejos, ratas, aves de corral y ganado de toda especie con la sola intención de matarlos.

Y optar por hilar muy fino y sostener que no hay comparación posible, que Treblinka fue, por así decir, una empresa metafísica dedicada a tan solo la muerte y la aniquilación, mientras que las industrias cárnicas están, en definitiva, consagradas a la vida, es tan amargo consuelo para tales víctimas como flaco favor habría sido (discúlpenme el mal gusto de lo que voy a decir) pedir a los muertos de Treblinka que disculpasen a sus asesinos porque su grasa corporal era necesaria para fabricar jabón y su cabello para relleno de colchones.

…Yo no soy una filósofa de las ideas sino un animal que muestra, aun sin mostrarla, ante una asamblea de estudiosos, una herida que escondo bajo mi ropa pero que se hace palpable en cada palabra que pronuncio.

 Las vidas de los animales de J.M. Coetzee

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *