Ladrona de Libros

Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos.

Ladrona

Al iniciar la lectura del libro La ladrona de libros de Markus Zusak me vino a mi mente la visita que hice hace algunos meses, al Museo Memoria y Tolerancia aquí en la Ciudad de México en la sala dedicada al Genocidio del Siglo XX, en esa sala vi por vez primera la imagen de La Quema de Libros llevada a cabo por los alemanes durante la noche del 10 de mayo de 1933 con el objetivo de terminar con los intelectuales quienes eran considerados un peligro para los Nazis y movilizados obviamente por Adolf Hitler.

Y no es que no haya conocido previamente esta actividad humana por destruir la memoria colectiva, ya Fernando Baez a través de su trabajo literario se ha encargado de darnos a conocer esa barbarie. Lo que me inquietó fue el imaginar que en pleno siglo XX aún existiera esa actividad, en mi búsqueda por la red encontré un video sobre esa quema:

Aún no sé en qué termine el libro, pero de lo que si estoy seguro es de recomendarles otro que leí hace muchos años sobre la quema de libros es Fahrenheit 451 de Ray Bradbury.

Podrán quemar libros, arrasar bibliotecas, prohibir lenguas, desterrar creencias,borrar pasados, dibujar presentes, ordenar futuros, torturar y ejecutar personas… Pero aún no han descubierto como matar el cuerpo intangible y luminoso de una idea, de un sueño o de una esperanza

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *