Imaginación y educación

En el libro de Juan Domingo Argüelles Leer bajo su propio riesgo, existe un apartado muy interesante, no quiero decir que el resto no lo sea, respecto al uso y promoción de la imaginación dentro de la educación, deseo compartirles algunos de esos párrafos:

…La falta de imaginación es también una falta de moral. quién no imagina el dolor que inflige a los demás es, prácticamente, una persona que carece de humanidad, que está muy cerca de la bestia: del tigre que devora a la gacela; del gato que atrapa al colibrí. La seguridad del estado, explica Vizinczey, depende del cultivo de la imaginación

Imaginación es arte, cultura, educación: es la capacidad de anticiparnos a las consecuencias de nuestros actos.

Una educación sin imaginación sin ética no sirve, por supuesto, para hacer mejor al mundo. Ser competente en algo no sirve de mucho si se es incompetente para la vida. De ahí tanta contradicción, incongruencia y desdicha en la existencia de personas muy sólidas en lo profesional, pero absolutamente débiles en lo moral y en lo ético. Un mundo regido por la lógica de que el fin justifica los medios, sólo puede desembocar en la justificación y en la celebración del mal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *