Los Números Perfectos

El seis es un número perfecto en sí mismo, y no porque Dios haya creado todas las cosas en seis días, sino por todo lo contrario. Dios creó todas las cosas en seis días porque el seis es perfecto.

En repetidas ocasiones he comentado a mis alumnos, en tono de broma, que deben aspirar en sus exámenes y calificaciones en general a un número perfecto, ellos consideran y responden que es el 10.0, sus expresiones cambian drásticamente cuando escuchan que el número perfecto para los pitagóricos es el 6.0. Y aquí explico el por qué.

Los números perfectos son aquellas cantidades (o guarismo) que son el producto de la sumatoria de todos sus divisores (enteros).

El primer ejemplo es el 6.0.

  • El 6.0 es divisible entre 1, 2 y 3
    • Realizando la suma: 1 + 2 + 3 = 6

Los otros ejemplos son:

  • 28 = 1 + 2 + 4 + 7 + 14
  • 496 = 1 + 2 + 4 + 8 + 16 + 31 + 62 + 124 + 248
  • 8128 = 1 + 2 + 4 + 8 + 16 + 32 + 64 + 127 + 254 + 508 + 1016 + 2032 + 4064

El vigésimo número perfecto es tan grande que se requieren 5834 dígitos.

¿Conoces algún otro número perfecto?

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *