Reflexión

Solo se conocen las cosas que se domestican […] Los hombres ya no tienen tiempo de conocer nada. Compran las cosas ya hechas a los mercaderes. Pero como no existen mercaderes de amigos, los hombres ya no tienen amigos. (El Principito)

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *