El valor de un ser humano

La ciencia adopta, como parte de su método, un enfoque naturalista: excluye cualquier hipótesis que postule la existencia de entidades sobrenaturales. Una consecuencia de este requisito metodológico (suponer que existen espíritus, milagros o magia le impediría trabajar) es que la ciencia es, necesariamente, materialista.

Últimamente, «materialista» se ha convertido en una mala palabra. Y en efecto: aplicado de manera miope, el materialismo puede llevar a conclusiones cuadradas y cortas de miras. Un ejemplo: calcular cuánto vale un ser humano.

Químicamente, el cuerpo humano –si no hay espíritus, un humano es nada más su cuerpo– se compone sólo de varios elementos en distintas cantidades. Aunque los cálculos varían, consta de 65% de oxígeno, 18% de carbono, 10% de hidrógeno, 3% de nitrógeno, 1% de fósforo, 0.5% de calcio, 0.35% de potasio, 0.25% de azufre, 0.15% de sodio, 0.15% de cloro, 0.05% de magnesio y cantidades minúsculas de otros elementos. El precio de todo esto es entre uno y 15 dólares

Leer más

2 comentarios en «El valor de un ser humano»

  1. cuando al final del articulo habla de conciencia, me pregunto la conciencia es materia. los años de aprndizaje o el mismo aprendizaje es materia que se consigue en cula quier establecimiento. algun dia lei que la ciencia y la religion van de la mano. cuanto cientifico reconocido tenia un altar o pedia a dios que lo guiara en su camino para llegar a un buen resultado. cuantos astronautas rezan nates de l apartida. cuando se invento la bomba atomico no se hizo un rezo o se pidio a las personas ya muertas que ayudaran en la obtencion del resultado. cuanto cientifica ante el milagro de un embarazo no pidio por que su bebe naciera sano. realmente la ciencia es materialista.

    1. Comparto contigo el comentario de que Ciencia y Religión van de la mano, la diferencia es que la primera se basa en hechos y la segunda en dogmas de fe, la ciencia requiere de fe, pues al ser el científico un ser humano, busca y pide a su Dios el camino que lo lleve a cumplir sus objetivos, mediante él trata de reducir los errores inherentes a su naturaleza, y todo que humanamente es inexplicable por una u otra razón es atribuida a fuerzas suprahumanas, llamada Dios.
      Sin embargo existe otro binomio Maldad-Religión, cuantos homicidas, rateros, clérigos, etc., realizan sus fechorías ante el cobijo de un santo o virgen, la gran mayoría, y lo hacen por ser humanos y tener miedo de pensar que estamos sólos en este universo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *