Morir de Amor

Qué no daría yo por la memoria de que me hubieras dicho que me querías (Borges)

 

Canciones Morir de Amor:

 

En el libro Luces en la Caverna de José Ramón Ayllón se refiere al amor como sigue:

Si la tipología de los afectos es amplia, hay uno que es experimentado como el más radical y esencial de todos: el amor. El amor es la sustancia de la vida humana porque, además de existir, lo que necesitamos es amar y ser amados por otra persona.

Sólo sabiéndose amado consigue el ser humano existir del todo, sentirse arropado en el mundo. Saberse amado es sentirse insustituible, y es la mejor forma de pisar terreno firme y vivir alegre. El amor aparece así como un principio intrínsecamente constitutivo de la personalidad humana, origen de la tendencia natural de una realización vital recíproca. Por esa reciprocidad se dice que no se puede vivir sin la otra persona, y que ella es más que la propia vida.

Pero más allá de las cuestiones filosóficas, románticas y religiosas, el amor es más simple de lo que parece o más complejo de lo que se piensa, el amor es química, y este conjunto de reacciones no se ejecutan meramente en el corazón, como antes se creía (Teoría Cardiocéntrica)  sino en el Cerebro, sí así como leen , la esencia de todo eso que se llama amor esta localizada en el cerebro, tal como se muestra.

Cerebro y Amor

 

Durante el enamoramiento se llevan acabo los siguientes eventos hormonales;

  • Incremento de Cortisol, lo que promueve:
    • Incremento del estrés y estado de alerta
    • Disminución de la sensibilidad al dolor.
  • Incremento de la Dopamina, lo que promueve:
    • Incremento del placer y la motivación
    • Disminución de la tristeza.
  • Incremento de Oxitocina, lo que promueve:
    • Incremento de la confianza y cariño
    • Disminución del miedo.
  • Incremento de la Vasopresina, lo que promueve:
    • Incremento de la excitación sexual y la atracción
    • Disminución de la ansiedad.
  • Disminución  de la Serotonina, lo que promueve:
    • Incremento de la agresión y pensamiento obsesivo

Aunque el cerebro es director de todos los cambios hormonales, todos los órganos pueden verse involucrados, entre ellos, evidentemente nuestro corazón de allí que mucho tiempo se le haya atribuido al corazón como centro de las emociones, recordemos tan sólo lo que sentimos al ver o escuchar al amor de nuestra vida.

Ahora bien mientras el amor sea correspondido o siga vigente no hay problema, éste se presenta cuando perdemos a nuestro amor y sentimos que morimos, bueno antes se consideraba sólo una frase romántica sin embargo se ha comprobado que, sí es posible morir de amor, al menos así lo indican algunos estudios y esta patología o causa de muerte se conoce como

  • Síndrome del Corazón Roto,
  • Miocardiopatía de Takotsubo,
  • Disfunción apical transitoria,
  • Discinesia apical transitoria,
  • Miocardiopatía inducida por estrés, o simplemente
  • Miocardiopatía por estrés,

Se presenta con dolor en el pecho y debilitamiento de la función cardíaca. Pero a diferencia del infarto, el afectado no sufre daños duraderos en el corazón.

Así que cuidemos el amor, cualquiera que éste sea, mientras lo tengamos para evitar morir de amor.

Referencias

  • Your Brain in Love Scientific American [ver]
  • Takotsubo Cardiomyopathy, or Broken-Heart Syndrome [ver]
  • Artículos en Pub Med [ver]

3 comentarios en «Morir de Amor»

  1. espero que con este comentario muchos se den cuenta porque cuando estan estresados, cansados, aburridos o desilucionados, se enamoran de las personas nno deben. cuando el organismo esta al 100% se enamora uno de la persona adecuada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *